viernes, 15 de enero de 2010

La entrada al Invernadero, no estaba siendo tan protectora, como en principio imaginábamos, ya que el aire y el frío se colaban sin piedad, como podéis apreciar en la primera de las fotos.
Para remediar los efectos , pensé en poner otra barrera interior, que ha consistido en un toldo de lona plastificada, a la cual hemos puesto una cremallera, para poder abrir y cerrar a nuestro antojo.
Ha sido buen remedio y está funcionando muy bien.


1 comentario:

rafelin71 dijo...

Enhorabuena Oxigeno! tienes un invernadero, bancales y blog precioso! Me encantó pasearme por aqui un ratillo, y volveré. Si no t importa, pongo un link a tu blog en el mio.
Saludos!!