martes, 19 de octubre de 2010

Enderezando un frutal vencido.

Los frutales a veces de tanto fruto que poseen y el peso del mismo, comienzan a inclinarse, por lo que hay que corregirlos para que siempre crezcan lo mas derecho posible.
En este caso se trata de los membrilleros, que como os dije, han tenido tanta carga que se han vencido.
Este era el aspecto inicial.


En esta fotografía se puede observar el Membrillo ya recolectado, al cual se le ha colocado una cuerda tensando el árbol en la dirección opuesta hacia donde se encontraba vencido.


Detalle del amarre al frutal, en el que se puesto un plástico grueso y gran cantidad de papel, al objeto de que la cuerda no haga daño al árbol, tras tensar el mismo.


1 comentario:

Fores dijo...

Muy bien. Cuando las ramas son, en exceso, largas deben ponerse ligaduras para que no rompan.

Ese membrillero en concreto tiene las ramas muy largas. Deberías probar a podarlas a 4 o 5 yemas, ya que están muy desarrolladas. De esa forma le dará más fuerza a la rama y será un poco más gruesa.

De todas formas la poda de formación debería ser más drástica para que las ramas tengan un crecimiento fuerte y los frutos no las rompan por el exceso de peso.

No puedo hablar mucho porque este año me ha pasado a mi con la pera Precoz Morettini. El árbol se ha ido demasiado alto por la falta de poda. Está injertado sobre franco y no sobre membrillero.

Un saludo desde Asturias.